Economía Circular

No se puede negar la problemática ambiental que está enfrentando el planeta y la responsabilidad recae sobre las empresas y la actividad antrópica. Entonces las empresas deben implementar acciones, enfocadas en la economía circular, para paliar esta situación.

¿Por qué la economía circular y la reducción de la huella de carbono hacen buen equipo?

La economía circular, que emerge como una solución, se define como un sistema basado en un modelo comercial que sustituye el concepto “fin de la vida útil” con la reducción, reutilización, reciclaje y recuperación de materiales a nivel fabricación, distribución y consumo de bienes y servicios garantizando siempre el cierre del ciclo.

Por otro lado, la medición de la huella de carbono es un elemento esencial en la lucha contra el cambio climático. En el contexto organizacional la huella de carbono indica la cantidad de emisiones de efecto invernadero generadas por las actividades que lleva a cabo la empresa.

Se ha demostrado que es necesario analizar el potencial de la economía circular en el marco del cambio climático, el cual está relacionado con las emisiones de efecto invernadero. Por esa razón, la economía circular debe trabajar de la mano con el análisis de la huella de carbono.

En esta articulación entre la economía circular y la reducción de la huella de carbono una herramienta de sumo provecho es el análisis del ciclo de vida (ACV) que se deriva del estudio de las entradas y salidas de materia y energía a lo largo de la vida útil de un producto. Por ejemplo, en el empleo de biomasa como alternativa a los combustibles fósiles un ACV demostró que la madera muestra una reducción del 80 % al 94 % en las emisiones de CO2 en comparación con el carbón.

Economía Circular

Adicionalmente, antes de implementar prácticas de economía circular, para que sean realmente efectivas, las empresas deben realizar un diagnóstico en lo que respecta a las emisiones.

¿Qué puede hacer una empresa antes de implementar estrategias de economía circular? 

Los datos arrojados con la medición de la huella de carbono son el punto de partida para aplicar la economía circular de forma adecuada. Por cada actividad de la empresa se debe indicar la cantidad de emisiones, y, además, para el cálculo de la huella de carbono debe considerarse el consumo de combustible, la energía consumida o el tipo de instalaciones eléctricas.

Una vez contemplado el impacto medioambiental actual que tiene la organización, el siguiente paso es elaborar un plan que contenga las acciones apropiadas para reducirlo. Ahora es el turno de la economía circular.

La economía circular como motor para la disminución de las emisiones de efecto invernadero

Además de contar con un diagnóstico correcto de la huella de carbono, las empresas deben implementar prácticas de economía circular con miras a la reducción de dicha huella, algunas pueden ser:


1. El ecodiseño, ya que existe una relación entre el diseño con el nivel de consumo de energía y la generación de residuos; también es importante considerar la optimización de los empaques. No hay que ignorar que la proporción de emisiones de efecto invernadero está asociada a la cantidad de material usado en un proceso de fabricación. A parte de eso, el ecodiseño es responsable de la extensión de la vida útil del producto.

2. La ecoeficiencia implica crear valor con menos recursos, lo que conlleva a un menor impacto ambiental y un ahorro significativo en los costos, un ejemplo claro es la fabricación de latas de aluminio más livianas.

Economía Circular

3. El reciclaje donde residuos sirven como insumo para fabricar nuevos productos, lo que se traduce en un ahorro de extracción de materias primas vírgenes y disminución del volumen de desechos; la refabricación de un motor diésel puede ahorrar un 69% de las emisiones en comparación con la producción de un nuevo motor. Además, el reciclaje implica la obtención de nuevas fuentes de energía, por ejemplo, la producción de biogás que tiene un potencial de mitigación de emisiones de 43%.

4. Tener en cuenta el factor logístico y consumo energético en la reducción de la huella de carbono. Producir cerca al lugar de distribución y consumo puede disminuir el costo de transporte.

5. El uso compartido y el producto como servicio, donde se fomenta la colaboración para compartir el uso y acceso, por ejemplo, el uso compartido de autos tiene un potencial de reducción del 50%.

¿Qué beneficios obtienen las empresas al aplicar estrategias circulares para reducir la huella de carbono?

Es importante mencionar que, en el plano latinoamericano, los países están dotados para la producción de tecnologías bajas en carbono, y, por ende, fortalecer su crecimiento económico, ya que cuentan con reservas de litio, cobre, plata, zinc, níquel, entre otras. Además de aprovechar las fuentes de energía limpias, la industria debe considerar el agotamiento de materiales vírgenes, durante los últimos años la economía mundial consumió medio billón de toneladas de materia prima virgen y más del 90 % de todos los recursos extraídos y utilizados se desperdician. 

En ese sentido, aplicar la economía circular para el aprovechamiento de residuos es una medida que frena en cierta medida esta tendencia, esto siempre y cuando se hayan identificado las fuentes de emisiones de efecto invernadero a través de la medición de la huella de carbono.

Además de disminuir el impacto ambiental, reducir la huella de carbono a través de la economía circular implica un crecimiento en el retorno de inversión, mejoramiento en la imagen empresarial y un aumento de la capacidad de cumplir legislaciones. 

Para finalizar, la medición de la huella de carbono es un elemento que debe inculcarse en la cultura organizacional puesto que la economía circular está asociada a un cambio de paradigma. De esta manera, también se garantiza que las prácticas circulares converjan con la reducción de la huella de carbono.

Escrito por: Vilma Estefanía Tapias Benítez

¿Cómo sinCarbono promueve la Economía Circular?

Medir la huella de carbono  e implementar un modelo de economía circular ayuda a identificar cuáles son los materiales que generan más emisiones y así poder reintroducirlos a la producción. Una vez hecho esto, tendrás una mejor idea de las mayores oportunidades para desarrollar tu estrategia de cero emisiones netas. 

Si eres una empresa interesada en medir y reducir sus emisiones, ¡sinCarbono te puede ayudar!

sinCarbono simplifica la medición de huella de carbono por medio de medición, reporte, verificación, compensación y financiamiento de ecotecnologías. ¿Quieres saber como funciona? agenda un demo.

…..

¿Te interesa saber más acerca de la huella de carbono? Revisa nuestra academia virtual