Comercio de alimentos

Los desperdicios alimentarios provenientes del comercio de alimentos tienen una mayor huella de carbono. Esto se debe a que el comercio compone todos las etapas de la cadena, desde el momento de la producción, la transformación, el envasado hasta el transporte al lugar de destino. Sin embargo, esto también supone una oportunidad para reducir la huella de carbono y el desperdicio de toda la industria alimentaria.

Encuentra más artículos que pueden ser de tu interés en nuestros Recursos de lectura.

La huella de carbono del comercio y distribución de alimentos

El sector de la industria alimentaria es responsable de más del 30% de las emisiones mundiales de GEI. A pesar de que la contribución de  los supermercados a este porcentaje de emisiones es bajo, el comercio de alimentos tiene el potencial de descarbonizar todo el sector alimentario. 

De acuerdo a un estudio realizado por McKinsey Sustainability, las emisiones del alcance 1 y 2  de los supermercados sólo representan el 7%, mientras que alrededor del 93% de las emisiones son provenientes de su cadena de valor. Los supermercados pueden y deben aprovechar su posición en la cadena de valor para promover la descarbonización de todo el sector, desde los agricultores y proveedores hasta los consumidores.

Además de reducir emisiones y beneficiar al medioambiente, la descarbonización del sector alimentario ofrece una oportunidad para que los supermercados ahorren costos, utilizando equipos más eficientes desde el punto de vista energético, por ejemplo.

El rol de los distribuidores para reducir el desperdicio

El comercio de alimentos genera alrededor de 10.5 millones de toneladas de desperdicios, el 35% van al relleno sanitario. La mayor parte procede de los productos agrícolas (32.6%), los productos lácteos y huevos (29.3%) y los productos secos (14.8%).

Los alimentos que sobran en las tiendas y supermercados son, en su mayoría, todavía aptos para el consumo humano y pueden ser reutilizados. Sin embargo, todavía es difícil saber en dónde y porqué exactamente se genera el desperdicio de alimentos en el comercio y distribución de alimentos.

Los distribuidores al tener enlace directo con los agricultores, los productores y los consumidores, tienen el poder de influir en todos los componentes de la cadena de valor. Esto los convierte en un agente excelente para medir su huella de carbono y tomar iniciativa para reducir el desperdicio de alimentos.

Comercio de alimentos

Estrategias para reducir el desperdicio en el comercio y distribución de alimentos

Estas soluciones pueden ayudar a los distribuidores a reducir el desperdicio de alimentos hasta 34 millones de toneladas.

  • Optimizar la cosecha

  • Mejorar la distribución del producto

  • Perfeccionar la gestión de los productos

  • Maximizar la utilización del producto

  • Reforzar el rescate de alimentos

  • Reciclar todo lo que queda

Comercio de alimentos

Medir la huella de carbono  e implementar un modelo de economía circular ayuda a identificar cuáles son los alimentos que al producirse, generan más emisiones y  te da una mejor idea de como reintroducirlos a la producción. Una vez hecho esto, tendrás una mejor idea de las mayores oportunidades para desarrollar tu estrategia de cero emisiones netas. 

Si eres una empresa interesada en medir y reducir sus emisiones, ¡sinCarbono te puede ayudar!

sinCarbono simplifica la medición de huella de carbono por medio de medición, reporte, verificación, compensación y financiamiento de ecotecnologías.

¿Quieres saber como funciona? agenda un demo.